AVANCE FEBRERO 2009

  

APROBACIÓN DE LOS NUEVOS MODELOS OFICIALES DE CUENTAS ANUALES
 
 
 
 
Pese a que la materia contable no constituye nuestra especialidad (no somos expertos contables ni auditores), ni forma parte, “en general”, del contenido de los servicios contratados por asesoramiento tributario que os presta nuestro despacho, suponemos que ya conoceréis, que el pasado 11 de febrero ha entrado en vigor la Orden JUS/206/2009, de 28 de enero, por la que se aprueban nuevos modelos para la presentación en el Registro Mercantil de las cuentas anuales de los sujetos obligados a su presentación.
 
Dicha orden se puede localizar en el BOE de 10 de febrero de 2009 http://www.boe.es/boe/dias/2009/02/10/, así como en formato PDF en las páginas web del Ministerio de Justicia, del Colegio de Registradores, del Consejo General del Notariado, del Institutito de Contabilidad y Auditoria de Cuentas (ICAC) y del Banco de España.
 
La Orden aprueba tres modelos de Cuentas Anuales cuya utilización resulta obligatoria para la formulación de las cuentas individuales de las empresas, en su triple modalidad: normal, abreviada y pequeña y mediana empresa (modelo PYME).
 
Se aprueba no sólo el tradicional modelo para presentar las cuentas anuales para su depósito en el Registro Mercantil en soporte papel (ANEXO I de la Orden), sino el formato XLM y los distintos campos a los que deberá ajustarse la presentación en soporte electrónico (ANEXO II).
 
Los nuevos modelos son de utilización obligatoria para la presentación de las cuentas individuales (no para las cuentas consolidadas) de los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2008, y se aprueban en lengua castellana, autorizando a las distintas Comunidades Autónomas para su traducción, y así permitir la presentación de cuentas anuales bilingües.
 
No obstante, el uso de modelo de memoria y de sus cuadros normalizados es voluntario, y sirve a efectos orientativos sin perjuicio de que aquélla deba reflejar el contenido obligatorio previsto en la tercera parte del Plan General de Contabilidad aprobado por el RD 1514/2007 y del Plan General de Contabilidad de PYMES aprobado por el RD 1515/2007.
 
Los nuevos modelos oficiales no serán obligatorios únicamente para aquellos empresarios que de acuerdo con la normativa específica que les sea aplicable deban formular sus cuentas con arreglo a sus propios modelos.
 
La Orden también incluye en su ANEXO III un doble juego de Tests de corrección de errores que resulta obligatorio para las cuentas que se presenten en soporte informático de modo que, si no se cumplimenta, no se generará al soporte para la presentación telemática.
 
Finalmente, aunque no forman parte de las cuentas anuales propiamente dichas, se unifica y aprueba el modelo de solicitud reglamentaria para el depósito de las cuentas anuales, así como el modelo de documentos de información sobre acciones o participaciones propias, que serán igualmente obligatorios.
 
Como ya tuvimos ocasión de comentar en la Circular que os enviamos en enero de 2008, la reforma contable operada a través de la Ley 16/2007, de 4 de julio, de reforma y adaptación de la legislación mercantil en materia contable, posteriormente desarrollada por el Real Decreto 1514/2007, por el que se aprueba el nuevo Plan General de Contabilidad, y el Real Decreto 1514/2007 por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad de PYMES, han supuesto y están suponiendo, tanto desde el punto de vista técnico como en el plano formal de la misma, una gran cambio en la forma de la elaboración y reflejo de la información contable.
 
Como bien conocéis, la reforma contable no ha consistido en un mero cambio conceptual (registro de las operaciones en función de su sustrato económico, con independencia de los instrumentos y negocios jurídicos utilizados); sino en una modificación de los principios contables existentes hasta ahora (el principio de de prudencia pierde el carácter prevalerte situándose en plano de igualdad con los demás principios); en una reforma de las normas de valoración aplicables (valor razonable en sustitución del coste de adquisición; y utilización de nuevos criterios de valoración no contemplados en el PGC/1990 como son el coste amortizado, valor en uso y valor actual, entre otros); así como en la incorporación de nuevas obligaciones formales de información en la formulación de los estados financieros (se exige la elaboración de un Estado de Cambios en el Patrimonio Neto –ECPN-, y de un Estado de Flujos de Efectivo –EFE- para las empresas que formulen balances, memoria y ECPN normales –no abreviados-, y que viene a sustituir el Estado de Origen y Aplicación de Fondos hasta ahora incluido en la Memoria, aunque su modo de formulación es distinto).
 
Por todo ello ya os apuntábamos en su día que la formación de las personas encargadas de la elaboración de la información contable de la empresa era un factor clave y necesario para una rápida y fiable adaptación de la contabilidad y para la formulación de los estados financieros al nuevo PGC. Ello sin perjuicio de otro tipo de medidas que ya se han ido tomando como es la actualización de los programas de gestión contable.
 
Y esta mayor complejidad no sólo se aprecia en el día a día de la contabilización de las operaciones de las empresas, sino que tiene su reflejo en un mayor aumento del volumen de información y en el cambio radical que se produce en la forma de presentar los datos y elaborar los documentos que integran las nuevas Cuentas Anuales.
 
Nada tienen que ver los nuevos estados financieros y la nueva Memoria con los que venían siendo redactados y formulados en los años anteriores, mucho más sencillos y estereotipados.
 
En este primer ejercicio que se ha cerrado aplicando las nuevas normas contables, el trabajo de adaptación a la nueva normativa contable, la formulación del “Balance de Primera Aplicación” y sus ajustes, y la formulación de las nuevas Cuentas Anuales (especialmente la Memoria) incumbe, exclusivamente, a las empresas, por tratarse de una obligación contable independiente de los servicios de asesoramiento tributario que venimos prestando.
 
Entendemos que la adaptación a las nuevas obligaciones contables y formales habrá sido desarrollada por los Departamentos administrativos y contables de las empresas. Por ello nuestra labor, de cara al cierre fiscal del ejercicio 2008, y una vez que la empresa haya realizado esta adaptación a las nuevas normas contables y formulado sus nuevos estados financieros, se concretaría en el cálculo y contabilización Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2008. Además, se revisarán, en su caso, los apartados de la nueva memoria relativos a los aspectos tributarios de la empresa.
 
También entendemos que, en el caso de que toda la labor anterior deba realizarse con nuestra ayuda, a vuestra solicitud, deberá considerarse como un trabajo especial, por su carácter extraordinario y su complejidad, al no venir motivado por la actividad normal de la empresa sino por la adaptación a las nuevas normas mercantiles y contables, por lo que implicará un coste adicional que deberá ser asumido por la empresa, al no considerarse incluidos en las igualas que tenéis contratadas con nosotros.
 
 
Valladolid, 19 de febrero de 2009.

El presente boletín/avance informativo contiene información tributaria general, sin que tenga la consideración de servicios de asesoramiento ni constituya una opinión profesional.
 
VOLVER

Miguel Iscar, nº4 1º Dcha 47001 VALLADOLID   Tel. 983 39 48 05   Fax 983 20 42 25   info@hsasociados.es

 

CIF: C-47397641 - Inscrita en el Registro Mercantil de Valladolid, al Tomo 711, Sección 8ª, Inscripción 1ª, Libro 0, Hoja 8488, Folio 24